Los nuevos puntos de recarga de vehículos en viviendas

La Generalitat de Catalunya ha aprobado la modificación de la Ley de Propiedad Horizontal para facilitar la implantación de puntos de carga en aparcamientos de viviendas privadas. El Gobierno español también lo reguló en junio del 2013 para facilitar todo el trámite.

Barcelona y Lisboa son dos ciudades pioneras en la instalación de puntos de recarga eléctrica a nivel público, pero a nivel particular, es decir, en el propio domicilio de los residentes, los propietarios de los vehículos aún se encuentran con múltiples dificultados ya que la normativa para instalar esos puntos aún no son demasiado claras y las normativas locales arrastran limitaciones de leyes anteriores que se dictaron por otros motivos, en aquella época con cierto sentido pero que ahora están, quizá, fuera de lugar.

Son ya múltiples las empresas que están aprovechando para entrar en un mercado todavía con recorrido, sobre todo en Catalunya, Aragón y Extremadura, todas ellas regiones de España. Recientemente se ha organizado una de las primeras jornadas informativas en el Barcelona Industry Park, dirigido a los administradores de fincas, para tratar la situación y retos de la proliferación de estos puntos de recarga para los vehículos eléctricos.

El mercado de las instalaciones de este tipo supone un punto clave, ya que es un mercado emergente donde hay importantes avances, liderado por empresas como Tesla, que investiga para presentar nuevos modelos cada cierto tiempo. La instalación de puntos de carga en zonas públicas avanza a buen ritmo, apoyado por la administración, pero a nivel privado los particulares, un puñado de valientes ahora mismo, se están encontrando dificultades tanto administrativas como técnicas.

En España son Barcelona y Madrid, en Portugal es Lisboa; ciudades que llevan años apostando por la implantación de puntos de carga en zonas públicas. Sin embargo en zonas privadas hay que tener en cuenta la normativa. Ahora mismo los requisitos necesarios para poder disponer un punto de carga en nuestro propio domicilio obliga a cumplir con la Instrucción Técnica Complementaria de Baja Tensión (ITC – BJ – 52) y tener también una memoria técnica para las nuevas tecnologías, así como para las soluciones para particulares y parkings comunitarios.

Ayudas económicas para potenciar el vehículo eléctrico

“El gobierno, los constructores y las entidades están uniendo sinergias para que el vehículo eléctrico devenga una realidad en los hogares nacionales”, asegúra Ramón Pruneda, director ejecutivo de la plataforma público-privada para el impulso de un modelo sostenible de movilidad a nivel nacional. Esta política de subvenciones y ayudas económicas incluye una partida de 7 mill. € en los Prespuestos Generales del Estado para este presente año de 2015 para el fomento de actuaciones a favor de vehículos limpios y con un alto índice de eficiencia energética.

La ayuda del Plan Movele también se suma en este sentido al conjunto de medidas. Ésta es de 5500 € de ayuda directa siempre que la autonomía eléctrica del vehículo sea superior a 90 km. Además hay una ayuda extra de 1000 € para la instalación de puntos de recarga en las viviendas de los compradores de un coche eléctrico. Los presupuestos también incluyen ocho millones para la cuarta edición del Plan PIMA Aire, que incentiva la compra de vehículos eléctricos comerciales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *