11 medidas que debería tomar España para impulsar el crecimiento de las empresas

El Círculo de Empresarios ha publicado un estudio en el que detalla una serie de medidas con las que se fomentaría, según su criterio e investigación, el crecimiento empresarial en España. Entre sus propuestas están avanzar en la simplificación del Impuesto de Sociedades, fomentar la financiación no bancaria, dotar de más recursos a organismos que impulsen la internacionalización, incluir como deducibles los gastos ligados a proyectos de I+D+i y fomentar las alianzas y las fusiones.

“España necesita un tejido empresarial de mayor tamaño medio para crear un entorno económico más competitivo y estable, y poder así afrontar los retos de la economía global”. Con estas palabras empieza el último informe del Círculo de Empresarios, en el que el organismo ha plasmado una lista de medidas que deberíamos implantar en nuestro país para fomentar el crecimiento de las empresas domésticas.

El informe recuerda que más del 99% del tejido empresarial español está compuesto por pequeñas empresas (tienen menos de 50 empleados), un porcentaje que nos distancia de potencias como Alemania, Reino Unido y Estados Unidos, países donde existe un mayor equilibrio en el tamaño de las compañías.

“Si lográramos que España tuviera la misma composición empresarial que Alemania, nuestra productividad agregada sería un 13% superior a la actual, lo que generaría la aparición de 15.000 empresas (12.000 de ellas medianas) y 400.000 puestos de trabajo”, reconoce el informe.

Pero, ¿qué medidas concretas pueden ponerse en marcha para fomentar el desarrollo del tejido empresarial? El Círculo propone estas 11 medidas:

  1. Simplificar el Impuesto de Sociedades. El informe considera insuficiente la rebaja del Impuesto de Sociedades que entró en vigor en enero. Ha pasado del 30% al 28% y tanto en julio de 2015 como en el inicio de 2016, cuando se reducirá hasta el 25%, aunque con bonificaciones para las empresas de menor tamaño pueden llegar a pagar aproximadamente un 20%. Ante estas rebajas y su insuficiencia, el Círculo propone eliminar todo tipo de deducciones y bonificaciones y establecer una tasa única del 20% para todas las compañías. De esta forma nos equipararíamos con los modelos de Reino Unido y Finlandia y se crearía un marco en el que todas las empresas podrían competir en igualdad de condiciones.
  2. Ampliar el umbral de los pagos fraccionados. Actualmente las empresas que facturan más de 6 mill. de euros se integran en la llamada ‘Unidad de Grandes Contribuyentes’, lo que les lleva a soportar un tipo superior en los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades (en vez de un 18% sobre la base imponible, soportan al menos un 20%). Además, están obligadas a liquidar el IVA cada vez, en vez de trimestralmente, lo que según el estudio “trae consigo menor capacidad de financiación, reduce el circulante y aumenta los costes de gestión”. Por eso propone que el límite se eleve de 6 a 20 millones de euros.
  3. Ampliar el mínimo para crear comités de empresa. El Estatuto de los Trabajadores establece que cuando la plantilla supera las 50 personas se puede crear un comité de empresa. Recordemos que las horas de sus miembros emplean en el comité se retribuyen igual que las horas de trabajo normales. Por ejemplo, una empresa de hasta 100 empleados cada miembro destina 15 horas mensuales al comité que, por tanto, son cobradas pero no trabajadas. Así pues, el Círculo aconseja elevar el número mínimo de empleados a cien para tener comité, aunque en las empresas más pequeñas sí que pueden existir representantes legales o sindicales o un delegado de personal (es la figura actual que existe en negocios de entre 6 y 49 trabajadores).
  4. Hacer auditorías abreviadas. La regulación actual permite que las empresas presenten unas cuentas abreviadas cuando cumplen dos de estos tres requisitos: hasta 4 millones en activos, una cifra de negocios se sitúe entre 5,7 y 8 millones de euros y menos de 50 trabajadores. No obstante, sí deben presentar una auditoría al uso. Lo que propone en este sentido el estudio es que esos criterios sirvan también para presentar una auditoría abreviada.
  5. Afianzar la competitividad. El Círculo insiste en que, cuanto más competitivas sean las empresas, mayor será su grado de supervivencia y éxito en un mercado global y cada vez más cambiante. “Para afianzar su competitividad y viabilidad deben acometer procesos de internacionalización e innovación, para lo cual es necesario disponer de mayor y mejor acceso a la financiación, de capital humano formado y profesionalizado y, en ocasiones, llevar a cabo procesos de cooperación y concentración empresarial”, añade el informe.
  6. Fomentar la financiación no bancaria. Otra de las recomendaciones es apoyar las vías de financiación alternativas reduciendo los costes asociados a instrumentos como los fondos de capital riesgo, el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) o su homólogo de deuda (Mercado Alternativo de Renta Fija, MARF). También pide reconsiderar las limitaciones al crowdfunding (por ejemplo, cada proyecto puede captar hasta cinco millones de euros entre inversores profesionales) para favorecer su desarrollo y adaptarlo a modelos como el que se sigue en Estados Unidos.
  7. Revisar la normativa bancaria. El informe insiste en que también se debe revisar la regulación financiera en lo que se refiere a la concesión de créditos a empresas. Su idea es que “las exigencias de capital no penalicen los préstamos a las pymes y que se evalúen la solvencia y la calidad crediticia sobre la base de unas cuentas auditadas”, incluso las abreviadas que mencionábamos unas líneas más arriba”.
  8. Reforzar la internacionalización. El Círculo propone dotar de más recursos a organismos como el Instituto de Comercio Exterior (ICEX), reforzar el papel de la diplomacia económica a través de embajadas u oficinas comerciales o crear seguros de crédito para las empresas exportadoras.
  9. Impulsar la fórmula I+D+i. Otra de las claves para acelerar el crecimiento de las empresas españolas es impulsar la innovación, el desarrollo y la investigación. ¿Y cómo conseguirlo? Las alternativas en este campo pasan por limitar los avales que se exigen al conceder financiación para proyectos de este tipo, considerar deducibles los gastos relacionados con los procesos de desarrollo, fomentar la colaboración entre empresas y organismos como las universidades y permitir que se apliquen de forma simultánea las deducciones fiscales en I+D+i y las bonificaciones de carácter general.
  10. Mejorar la Ley Concursal. A pesar de que el Círculo de Empresarios valora los últimos cambios de la Ley Concursal (que van dirigidos a garantizar la supervivencia de los negocios viables que pasan por problemas puntuales), cree que hay aspectos en los que aún hay margen de mejora. Entre ellos, agilizar los procesos procesales y judiciales, fomentar el arbitraje y la mediación para aumentar la seguridad jurídica o eliminar la sucesión de deudas con Hacienda y la Seguridad Social cuando se compra una empresa en concurso o una unidad de negocio.
  11. Fomentar las fusiones y alianzas. Por último, el estudio pide más incentivos para que las empresas se fusionen o busquen alianzas para ganar tamaño. En concreto, el Círculo de Empresarios recomienda fomentar los procesos de cooperación empresarial que permitan a sus miembros tener la dimensión adecuada para salir al exterior y acceder a la contratación pública, apoyar los procesos de concentración de empresas para buscar nuevas oportunidades de negocio y reducir o aplicar alguna deducción para las pymes que se encuentren en procesos de fusión.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *