El Corte Inglés vende el 10% a un inversor extranjero

No es lo mismo el valor de mercado de una empresa, que viene determinado por el valor de las acciones por el número de las mismas, que el valor de mercado de una empresa que está ante una operación de fusión, adquisición o con una importante operación de parte de compra de sus activos.

Este hecho rompe una regla no escrita de la compañía, que hasta ahora se nutría de inversores españoles. Esta apertura a capital extranjero, en concreto al jeque Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani, ex-primer ministro del emirato, supone poner en sus manos un 10% del capital que la empresa de grandes almacenes tenía en autocartera, según el acuerdo al que han llegado en la propia capital de España.

El fondo abonará 1.000 millones de euros por esa participación en las acciones, lo que supone una valoración global del grupo en unos 10.000 millones aproximadamente. la operación de venta fue discutida el pasado viernes por el consejo de administración y por la Fundación Ramón Areces, principal accionista de la empresa, poseedores del 35% del capital.

Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani desempeñó el cargo de primer ministro quatarí y el de ministro de Asuntos Exteriores. Según El Corte Inglés, entre sus inversiones están también Deutsche Bank y KBL Luxemburgo Bank.

La operación se ha articulado a través de un instrumento complejo, convertible en acciones en 3 años, ya que en realidad se podría tratar de una ampliación de capital por derivarse esas acciones de la autocartera del grupo. La previsión de Hamad es la de permanencia en el grupo, apoyando su desarrollo estratégico además.

Con esta incorporación de un nuevo socio, la empresa que dirige Dimas Gimeno quiere poner en marcha un plan estratégico de expansión a nivel internacional, con la búsqueda de oportunidades fuera de España. El Corte Inglés solo está presente con sus grandes almacenes en Portugal tras la venta de la firma The Harris Company, firma que tenía en California. También estuvo a punto de entrar en Milán, pero aquel proyecto se desestimó. Ahora, aunque las fuentes de la empresa no apuntan ningún dato en ese sentido, los mercados atractivos para algún movimiento de este tipo serían, a priori, el europeo y el latinoamericano.

Dimas Gimeno ha apuntado que “este acuerdo es fruto de un proceso que ha ido madurando y que ha concluido con una alianza muy satisfactoria para ambas partes. El nuevo accionista nos va a acompañar en nuestro crecimiento y expansión en un ambiente de cooperación”.

Con esta ampliación de capital uno de los objetivos puede ser el fortalecimiento para una posible salida a bolsa, algo que ya planteó en su día Isidoro Álvarez. La deuda de la entidad es importante y es vital seguir con la amortización de esa deuda y, además, disminuir el precio de financiación que a día de hoy tiene, hecho en parte aliviado por un acuerdo al que llegó el año pasado por el que refinanciaba 3.700 millones de esa deuda y una mejor diversificación de la misma. Por otra parte, también debe actuar sobre el activo reduciendo su coste o, lo que es lo mismo, rentabilizando dichos activos (en gran parte inmobiliarios).

En cuanto a la composición del accionariado del grupo, además de la Fundación Ramón Areces, están Dimas Gimeno y las hermanas Marta y Cristina Álvarez Gil (hijas de Isidoro Álvarez); todos ellos con un 7,5% de las acciones. Con otros porcentajes similares figuran también García Miranda con un 10% y la familia Areces Galán. El resto se reparte en autocartera, altos ejecutivos y empleados. Todos ellos están representados en el consejo administrativo de El Corte Inglés.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *