El tipo que creó el coche autopilotado de Google está contratando expertos para avanzar en la preparación de comida

¿Qué tienen en común los coches, los robots y la preparación de comida? Hace unos años la respuesta sería casi nada, pero a medida que el salto tecnológico avanza, más clara queda la relación entre los innumerables tipos de innovación que se dan en prácticamente todos los sectores. Pues bien, todos estos proyectos, coches, robots y preparación de comida son proyectos motivadores para Sebastian Thrun, uno de los referentes de Silicon Valley ahora mismo y creador del coche autopilotado de Google.

Este ejecutivo, y también experto a nivel operativo como todos en Silicon Valley, de Google, está avanzando día a día en la nueva revolución: “healthy and tasty” (sano y delicioso) pero con un matiz importante: la preparación de esa comida está automatizada y se realiza en casa, sin tener que ir a restaurantes caros como El Bulli.

El 1 de febrero de este año, Thrun publicó una oferta para buscar expertos en robótica para que le ayudasen con lo que él ha denominado “un proyecto tecnológico de comida”, en el sector de la preparación alimentaria.

“Estoy formando un equipo de ingenieros, diseñadores y especialistas de producto para desarrollar tecnologías innovadoras en el área de preparación de comida. Estamos desarrollando tecnología para modernizar el modo en que preparamos nuestra sana y deliciosa comida en casa”, lanzó Thrun en su oferta de trabajo.

Es algo nuevo y, de alguna manera, una categoría que irrumpe en la trayectoria del alemán Thrun. Conocido por ser el padre de los coches autopilotados, la investigación de Thrun en Stanford se basa en haber sido el pionero en esta tecnología, antes de haber ido a Google para ayudar a lanzar su laboratorio de innovación en hardware para self-driving (ahora el famoso Google X). Thrun cambió este proyecto en 2010 para lanzar Udacity, una startup de educación tecnológica de corte especializado, justo antes de crear también KittyHawk, la compañía de coches voladores (si, como suena) vinculada a Larry Page.

No está demasiado claro cómo la experiencia en robótica de Thrun ayudará al progreso de la era de la preparación automatizada de comida, pero no nos sorprendería una nueva revolución en el sector que venga de su mano.

Una fuente cercana a Thrun ha comentado que está “obsesionado” con la idea de progreso, de “sacudir sectores” para aportar esa innovación que hoy ya se ve en tantos ámbitos, pero Thrun siempre ha declinado hacer cualquier comentario a este respecto. ¿Para qué comentar en revistas o periódicos, si se está ocupado moviendo el mundo?

Sin embargo, un último apunte que aporta información sobre su personalidad y su carácter: él dirige a los candidatos a enviarles un email perteneciente al dominio SVFactory.com, donde aparece un escueto mensaje: “Bienvenido a Silicon Valley. Hacemos cosas desde la nada. Ese es nuestro secreto” (“Welcome to Silicon Valley Factory. We make things out of nothing. That’s our secret.”)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *