Dinamarca innova con el Estado de Bienestar

Dinamarca acaba de plantear una bajada histórica de los impuestos con el objetivo claro de reducir la adicción al Estado del Bienestar. Esta serie de medidas incluyen nuevas exenciones fiscales para el ahorro destinado a la jubilación y otras de menor calado para que la gente sea más independiente.

Así planteado puede sonar un poco distinto de lo habitual. Y lo es, no cabe duda. Lo habitual es aumentar el nivel de ingresos del sector público en cada nuevo plan general, con cada presupuesto, y año tras año. Pero Dinamarca pretende acabar con esta subida de los ingresos y, por tanto, del gasto, pues uno de los principios fundamentales e ineludibles del sector público es precisamente esa suficiencia y flexibilidad para alcanzar el equilibrio.

Los políticos daneses quieren acabar así con la escasez de mano de obra y afrontar los retos demográficos del futuro. Según han destacado fuentes del gobierno a Bloomberg, la reforma afectará a todos los grupos de ingresos con una reducción de impuestos generalizada, incluyendo también exenciones fiscales sobre el ahorro destinado a la época de la jubilación. Dinamarca a había estudiado este tipo de medidas hace años pero las descartó por un posible rechazo generalizado por parte de la población a una reducción del Estado de Bienestar.

En la actualidad el tipo marginal del impuesto sobre la renta (el equivalente danés al español IRPF) es del 55,8%, uno de los más elevados del mundo. Además, el impuesto general sobre el consumo alcanza el 25%, y el de beneficio empresarial del 22% (sociedades). A esto hay que añadir también uno de los impuestos de matriculación que está entre los más elevados a nivel mundial. Pero esto podría cambiar pronto.

Brian Mikkelsen, ministro de Economía, Industria y Comercio de Dinamarca, presentó una batería de medidas que incluye más libertad: “queremos avanzar hacia una cultura donde la gente sea más independiente, queremos recompensar a quienes crean su propia empresa y brindarles mejores condiciones”. Estas palabras traducidas a datos técnicos suponen reducir la carga fiscal en unos 3.500 millones de euros, lo cual es un importante ajuste de casi un 1,2% sobre su PIB, que en 2016 rondaba los 277.000 millones.

 

Más trabajadores y más horas trabajadas

Jensen ya dejó claro en una entrevista con Bloomberg hace unos meses que la percepción externa que hay de Dinamarca es de ser un país muy estricto con la inmigración y esto es algo que debe cambiar. “Está claro que el objetivo del gobierno ahora mismo es atraer talento y mano de obra cualificada”. “Estamos intentando dar una percepción diferente de Dinamarca en el extranjero, estamos intentando arreglar muchos de los malentendidos que se han creado últimamente”, destaca el ministro.

Según la teoría clásica, una forma de incrementar la tasa de participación laboral (población activa entre población en edad de trabajar) es reduciendo los impuestos al trabajo, lo que supone un estímulo para aquellas personas que no están buscando de forma activa empleo porque no les compensa dejar de lado sus quehaceres a cambio del salario que ofrece el mercado.

En jerga económica, esta medida se denomina incrementar el salario de reserva, que es la remuneración por encima de la cual al individuo le compensa estar trabajando y por debajo de la cual a dicha persona le daría igual estar desempleado.

Jensen aseguró que “podríamos aumentar fácilmente la mano de obra en Dinamarca reduciendo los impuestos, pero a los votantes no les entusiasma esa política. Dinamarca es peculiar en el sentido de que los recortes de impuestos no son necesariamente populares”.

El país nórdico, finalmente, se ha decidido por esta receta ‘liberal’ para incrementar la participación y la actividad en el mercado laboral. Sin duda, estos cambios deberán ir acompañados de reducir el gasto público para cumplir con la ecuación. Los daneses tendrán más dinero en el bolsillo y decidirán de forma autónoma a qué lo destinan.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *