Elon Musk hizo 300 mil dólares vendiendo gorras

En aquellos momentos en que no se ocupaba de SpaceX, de Hyperloop o de Tesla, Elon Musk decidió vender sombreros. Y vendió bastantes: hizo 300 mil dólares para otra de sus empresas.

Él es sólo uno, pero toca muchos instrumentos. Elon Musk es CEO de SpaceX, una empresa que visita regularmente la Estación Espacial Internacional cuando no la coloca satélites en órbita, o prepara la colonización de Marte. Y acumula el mismo cargo en Tesla y también en Hyperloop, que prepara un ‘tubo mágico’ en el que las personas van a poder viajar a velocidades increíbles en veloces cápsulas. Pero esto no es todo, para los sudafricanos nacidos-americano, también es responsable de la empresa Boring.

A excepción de SpaceX, que ya está financieramente más madura, las demás empresas de Elon Musk son conocidas por perder dinero. Y en gran cantidad -lo que hasta es normal, atendiendo a que todavía están creciendo y en período de fuerte inversión, lo que en el caso de Tesla significa construir fábricas de baterías y de vehículos, además de desarrollar nuevos modelos. El primero de estos será el modelo 3, que después de haber previsto alcanzar 5.000 unidades por semana en diciembre de este año, trasladó a abril de 2018 ese objetivo.

Pero si Musk es conocido por quemar dinero a una velocidad mayor que la que consigue fabricar automóviles, esta vez encontró una solución para realizar capital, con poco esfuerzo. Decidió comercializar sombreros negros, con el emblema de The Boring Company, en un país en el que prácticamente todos los individuos ya tienen decenas de estos tipos de béisbol.

Vender sombreros de la NASA, Apple, SpaceX o incluso de Tesla es fácil, pues quien los adquiere se identifica de alguna forma con el producto final. Pero Boring todavía no ha hecho nada. Tiene sólo un proyecto para excavar unos túneles bajo las grandes ciudades y, a través de ellos, desplazar rápidamente vehículos, para evitar el caos en el tránsito.

 

No sólo que la falta de recurso vie de la empresa, las tapas no eran precisamente barato, se vende a 20 dólares por unidad. Sin embargo, los “Boring Hat” fueron un éxito y rápidamente consiguieron a 15.000 clientes. Con esto, la empresa de Musk facturó 300.000 dólares, lo que no es nada malo, frente a la inversión.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *