Amancio Ortega sale de 53 filiales de Inditex

El fundador de Inditex, Amancio Ortega, ha abandonado su condición de administrador en 53 filiales del grupo textil, entre ellas Zara, Massimo Dutti, Pull & Bear, Bershka, Oysho, Lefties o Stradivarius, con lo que da un paso más en el proceso de sucesión ya iniciado hace seis años.

El empresario, de 81 años, ya abandonó las funciones ejecutivas de Inditex en 2011, cuando Pablo Isla asumió la dirección del grupo. Sigue siendo el principal accionista, lo que le hace acreedor de una fortuna de casi 80.000 millones de dólares que le ha convertido en varias ocasiones y al menos durante unas horas en la persona más rica del mundo, por delante de Bill Gates, según Forbes.

Las revocaciones de las responsabilidades de Ortega aparecieron publicadas en el Registro Mercantil de La Coruña de este miércoles, el mismo día en que Inditex presentó los resultados de los tres primeros meses del año, consistentes en un beneficio de 2.341 millones de euros, un 6,2% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

El grupo fundado por Ortega ha logrado elevar una facturación del 9,5%, hasta 17.963 millones, pese al efecto negativo de la divisa y a las incertidumbres de los mercados internacionales. A pesar de la mejora, es la primera vez desde 2014 en que las ventas no crecen a doble dígito.

Ortega figuraba hasta ahora como apoderado mancomunado solidario de un buen número de filiales de Inditex, todas ellas radicadas en La Coruña. Aparte de las sociedades vinculadas a las marcas del grupo, también ha salido de otras dedicadas a la logística, al diseño, la supervisión o el control de actividades.

Su participación en Inditex asciende en la actualidad al 59,2% del capital y se articula en su mayor parte a través de la sociedad Pontegadea, que tiene de forma directa el 50,01% del grupo textil. El empresario leonés -pese a fundar Zara junto a Rosalía Mera en La Coruña, nació en el pueblo de Busdongo de Arbas, del que salió a los tres meses-tiene el 99,68% de Pontegadea.

En los últimos años, Ortega ha dedicado parte de los 1.250 millones de euros anuales en dividendos procedentes de Inditex a la adquisición de inmuebles, entre ellos el rascacielos de Norma Foster Torre Cepsa, por casi 500 millones de euros.

Inditex es la mayor empresa del Ibex y la única que ronda los 100.000 millones de euros de capitalización bursátil. Sus acciones cerraron este miércoles a 31,3 euros, tras subir un 1,72%, con lo que el valor en Bolsa asciende a 97.530 millones. De este importe, 57.825 millones corresponden a la participación de Ortega.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *