Lidl impulsa su negocio inmobiliario y destinará 300 millones a locales

Lidl refuerza su apuesta por el sector inmobiliario. La compañía de supermercados alemana tiene previsto invertir el año que viene alrededor de 300 millones de euros en la compra de parcelas y locales para la apertura de nuevos supermercados. Al contrario de lo que está haciendo la mayoría del sector de la distribución, que ha apostado por vender inmuebles y quedarse en régimen de alquiler para centrarse solo en el negocio comercial, el gigante alemán mantiene su apuesta por la recuperación del ladrillo en España y ha decidido seguir invirtiendo.

Con una red actualmente de 540 tiendas, la idea pasa así por contar con el mayor número posible de locales en propiedad. La superficie media de ventas ronda los 1.500 metros cuadrados, por lo que Lidl está buscando espacios de entre 4.000 y 9.000 metros cuadrados teniendo en cuenta las zonas reservadas para almacén y el parking. “Aunque todavía no hay una cifra cerrada, la idea pasa por mantener el mismo ritmo de aperturas que este año, con lo que inauguraríamos entre 30 y 40 establecimientos”, explican en la compañía, que llegó a España en 1994 y cerró el ejercicio 2016 con una facturación de más de 3.335 millones de euros, lo que supone un 9,5% más que el año anterior. La compañía se ha consolidado además como el quinto operador del mercado con una cuota del 4,3%, solo por detrás de Mercadona, Dia, Carrefour y Eroski, según el último estudio de mercado publicado por la consultora Kantar Worldpanel.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *