Google y Amazon dejan a España sin asistentes virtuales por culpa del idioma

Los españoles deberán armarse de paciencia para disfrutar de las prestaciones de los asistentes virtuales de Google y Amazon, las grandes estrellas tecnológicas de los países en los que se comercializan.

En el primero de los casos, los Google Home sólo pueden adquirirse en Alemania, Australia, Canadá, Estados Unidos, Francia, Japón y Reino Unido. Por su parte, los Amazon Echo están al alcance de un clic únicamente para los residentes en Estados Unidos, Reino Unido y Alemania.

Sobre España no hay noticias, ni se las espera a corto plazo. A las fronteras idiomáticas ajenas al inglés o al alemán se añaden las limitaciones de unos servicios que solo están habilitados en aquellos países donde se distribuyen este tipo de asistentes virtuales.

El hecho de que Google disponga de su asistente de voz en los smartphones Android permite presuponer que no debería tardar mucho en dar el salto a los asistentes virtuales. Aunque en ese proceso también se tienen en cuenta otras variables, como la relevancia del mercado español respecto a otros, la existencia de partners en el país o la disponibilidad de los recursos para estos mercados.

En espera de que España acceda a la Primera División mundial de este producto, Amazon y Google han logrado con sus asistentes voz lo que parecía impensable hace sólo unos meses: crear una nueva necesidad tecnológica. Estos dispositivos, cuyos precios rondan los 200 euros, utilizan los últimos avances en inteligencia artificial para ponerla al servicio del hogar y facilitar decenas de rutinas y actividades a los usuarios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *