Leroy Merlin y Aki se fusionan en España

El grupo Adeo se reordena en España. Leroy Merlin y Aki se unirán bajo una única estructura empresarial para ofrecer un nuevo modelo multiformato de tiendas de bricolaje, decoración y jardinería. Aunque la compañía francesa asegura que no ha tomado aún una decisión al respecto, la previsión es que está unión se realice bajo el paraguas de Leroy Merlin, lo que no necesariamente tendría que suponer la desaparición total de la marca Aki.

Leroy Merlin y Aki se venían enfocando hasta la fecha en un mismo negocio aunque desde una óptica muy diferente. Leroy Merlin se centraba en grandes superficies de más de 8.000 metros cuadrados a las afueras de las ciudades, mientras que Aki apostaba por un formato mucho más reducido de unos 2.000 metros. El objetivo con su unión es seguir manteniendo tanto tiendas de proximidad como grandes superficies aunque bajo una misma propuesta comercial que combine la experiencia de ambas enseñas.

“Aki aporta la polivalencia, la agilidad y un concepto de proximidad. Leroy Merlin aporta su experiencia en el sector, el desarrollo de proyectos y la solidez de su apuesta omnicanal”, afirma Ignacio Sánchez Villegas, director general de Leroy Merlin. “Nuestras formas de trabajar son complementarias. Llevamos años compartiendo conocimiento y generando sinergias”, asegura Frederic Capdeville, director general de Aki en España. La firma francesa no ha anunciado todavía quién dirigirá el negocio una vez que ambas empresas se unan.

El proceso será gradual. Desde marzo se realizarán tres proyectos piloto en las tiendas Aki de Colmenar, Talavera y Figueres para probar conceptos comerciales de una forma ya integrada. En 2019 llegará la unión en una única estructura social de Leroy Merlin y Aki y se llevará a cabo la transformación del parque de tiendas. Se espera que la operación se complete en 2020.

Una compañía de más de 2.300 millones

A falta de conocer las cifras de cierre de ejercicio 2017, Leroy Merlin superará los 2.000 millones de euros en el pasado año, mientras que la facturación de Aki rondó los 300 millones. La primera cuenta con más de 10.000 empleados, mientras que la segunda suma otros 1.700. Fuentes de la compañía han señalado que su unión no generará despidos ya que todas las tiendas, donde se concentra el grueso de la plantilla seguirán abiertas y el personal de servicios centrales es necesario para afrontar los planes de crecimiento que Adeo tiene para esta división.

En cambio, la compañía espera que las sinergias generadas con la integración aumenten las cifras de facturación que suman ambas empresas y sirvan para operar de una manera más eficiente y más enfocada al consumidor. Leroy Merlin y Aki suman una red de 122 tiendas en España y tienen planes para abrir otras 80 durante los próximos cinco años.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *