Renfe probará el lunes el primer tren propulsado con gas licuado

El ministro de Energía, Álvaro Nadal, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, así como un nutrido grupo de empresarios acudirán el próximo lunes a la primera prueba del primer tren propulsado con gas natural licuado que circulará en Europa.

Renfe ha reservado un tramo de 20 kilómetros entre las localidades asturianas de Figaredo y Trubia para realizar una prueba piloto. El suministro de gas licuado se realizará semanalmente por medio de camiones cisterna expedidos desde la terminal de Reganosa, tal y como explicaron fuentes de dicha compañía.

La primera carga fue entregada este jueves por medio de un camión cisterna desplazado a Asturias, donde el tren será probado durante un periodo de cuatro meses.

Estas pruebas forman parte de un paquete de proyectos de la Unión Europea para impulsar el uso de energías más limpias en el transporte, tanto terrestre como marítimo. El tren en el que se realizan las pruebas es un automotor de vía estrecha, al que le ha sido retirada la maquinaria diésel para incorporarle otra de GNL, además de un depósito especial para el nuevo combustible. El convoy contará también con una cabeza tractora impulsada por gasoil, lo que permitirá comparar los resultados de una y otra tecnología.

El gas reducirá las emisiones de óxidos de nitrógeno, óxidos de azufre, monóxido de carbono y partículas; también disminuirá la contaminación acústica. Igualmente se conseguirá una notable reducción de costes, dado el menor precio del GNL.

La elección de España para llevar a cabo esta experiencia obedece, según ha explicado Renfe, a que el país “cuenta con una larga experiencia en gestión de gas natural licuado”; también se ha valorado la capacidad logística. Uno y otro factor “pueden garantizar la seguridad de suministro para este mercado potencial”.

Líderes en logística y transporte de gas natural licuado

España es el país europeo con mayor experiencia en el transporte y logística de GNL, siendo líder en el servicio de carga de cisternas en Europa, un mercado que, en los últimos cinco años, ha representado cerca del 5% del total de la demanda convencional del sistema gasista español, con una capacidad media de almacenamiento de unos 47 metros cúbicos de gas líquido. Según datos de Sedigas, el sistema gasista español posee una consolidada red de distribución de GNL por carretera a través de unas 250 cisternas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *