El X-37B vuelve al espacio para una nueva misión secreta

La aeronave X-37B despegó de Cabo Cañaveral para su cuarta misión, una vez más con una misión inmersa en el más absoluto secretismo gubernamental.

La aeronave del programa espacial de la fuerza aérea norteamericana regreso al espacio para su cuarta misión, una vez más de tipo secreto, desconociéndose así por cuanto tiempo el pequeño clon de los antiguos vaivenes de la NASA va a permanecer en el espacio.

A pesar de tanto secretismo si que han trascendido algunos detalles divulgados específicamente por la fuerza aérea. Uno de los objetivos parece ser el testar un propulsor para los satélites de comunicación de la AEHF (Advanced Extreme High Frequency Satellite). Además de esta, otra parece ser el probar también una vela de tipo solar o LightSail de la empresa Planetary Society, un proyecto financiado por internet, con crowdfounding, a través de Kickstarter. Se trata en este caso de una membrana reflectora que está compactada en un volumen semejante al de un pan en cuanto a la forma y que, una vez desplegada, tiene un área de 32 m2, lo cual cambiaría de nuevo las misiones espaciales, incluidas futuras misiones a Marte.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *