La zona sur del euro tras el ‘No’ griego

Las bolsas en caída, subida de los tipos de interés de la deuda soberana de los mercados, potenciales efectos de relajación sobre el crecimiento económico. Este es el escenario el día siguiente.

La primera cuestión que se plantea es si alguien va a atender a Yannis Varoufakis cuando este llame a Bruselas. Incluso antes del anuncio formal de los resultados del referendo, ya el propio ministro de finanzas griego afirmaba que iba a hacer una llamada el mismo lunes para el resto de fuerzas políticas para encontrar puntos en común de cara a un futuro acuerdo. La situación real de Grecia es poco menos que desesperada porque los bancos están descapitalizados y el Estado no tiene dinero para hacer frente a las exigencias de solvencia y liquidez. Pero este resultado del ‘No’ con más del 60% de los votos da al gobierno griego una fuerza mayor para, al menos, exigir ser escuchado y eso podrá tener peso en la forma en que los poderes centrales europeos se relacionan con Syriza.

No es de esperar que, como las cosas están, el Eurogrupo acceda a aportar más dinero a los bancos griegos. El gobierno griego ya envio al BCE un pedido formal para aumentar la liquidez de emergencia, más que nada porque las reservas se están agotando y sin depósitos nuevos las arcas se quedarán vacías. Al mismo tiempo los bancos tendrán que ser recapitalizados de la misma forma que en 2012, solo que ahora la situación es mucho más preocupante y urgente.

Después de haber fallado el pago de 1.6 millones de euros al FMI en el último día de junio, Grecia tiene que pagar 3 millones al BCE antes del día 20. Y ese es un estímulo importante para que se aceleren las negociaciones. Pero los líderes europeos fueron claros a la hora de repetir que un ‘no’ en el referendo significaría el fin de las conversaciones. De cualquier forma, hasta el día 20 tendrá que existir una ayuda de emergencia que proporcione dinero a Grecia, es un problema de fondo que se va a mantener.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *