MongoDB sale a bolsa en 1600 mill $

Hace una década la gente decía que los fundadores de MongoDB estaban literalmente locos, sobre todo por el hecho de fundar una compañía tecnológica en Nueva York y no en Silicon Valley como era y es habitual. Pero este jueves, MongoDB ha probado que se equivocaban con una expectacular salida a bolsa (IPO). Para uno de sus fundadores, Eliot Horowitz, de 36 años, ha sido “una experiencia surreal”.

La IPO (Initial Public Offering) que llevó a cabo el pasado jueves MongoDB, con una apertura en 24$, ha levantado 192$ de financiaciación, muy por encima de una valoración prevista de 18-20$. Pero no solo eso, al final del día el valor de las acciones había subido nada menos que un 33%, con un valor total de 1600 millones de dólares. En USA este tipo de noticias, de salidas a bolsa exitosas por parte de startups de tipo EBT (Empresas de Base Tecnológica) suele ser un buen referente para el resto de unicornios que en las próximas semanas se estrenan también en bolsa, pues las previsiones mejoran y el mercado no suele mentir en este sentido.

Es un buen momento para las empresas tecnológicas, y esto ya lo escuchamos durante muchos años previos a la burbuja, pero… está volviendo a pasar.

Horowitz ayudó como cofundador a Dwight Merriman, quién puso encima de la mesa el producto, la base de datos MongoDB, cuando la compañía se fundó en 2007. Fue entonces cuando se unió al proyecto también el otro cofundador kevin Ryan. Merriman y Ryan obtuvieron muchas miradas en Nueva York por fundar una compañía tecnológica en la gran manzana, DoubleClick, vendida por aquél entonces a un fondo privado de inversiones a través de un exit más que exitoso, valga la redundancia entre términos financieros y literarios, cifrando aquella salida en 1100 millones de dólares. Más tarde Google asentaría su relativo monopolio en el mercado publicitario comprando esa misma compañía por 3000 mill $.

Pero DoubleClick era una compañía publicitaria y tecnológica y Nueva York es uno de los hubs internacionales de la publicidad. Pero el mundo tecnológico puro, el de las bases de datos, está centrado en el valle, en San Francisco, en Silicon Valley.

“Empezamos hace 10 años y la gente pensaba que estábamos completamente locos por comenzar una compañía tecnológica de bases de datos en Nueva York”. Las VC (Venture Capital) previas nos interrogaban una y otra vez sobre cuándo nos moveríamos a California. Y Dwight y yo estábamos como… ‘uh, nunca'”, reafirma.

Durante aproximadamente cuatro años la gente nos decía de forma constante “no podéis fundar una compañía de bases de datos en Nueva York”, dice Dwight.
Eliot Horowitz

Pero lo hicieron.

Y aunque MongoDB decidió abrir de forma temporal una oficina en Palo Alto, California, Nueva York siempre ha permanecido como la sede central de la compañía.

Cuando comenzamos a contratar gente que salía de la universidad y les dábamos la oportunidad de elegir entre Nueva York y Palo Alto, solían decir “Bien, Nueva York, porque Nueva York es más divertido”, decían.

Uno de los problemas que tuvieron que solucionar fue el abandono del CEO Max Schireson en 2014. Schireson, un experto venido de Oracle y de San Francisco, estaba en un modo de vida un tanto exhausto, viviendo entre las dos costas de USA, entre San Francisco y Nueva York. Y fue entonces cuando se fue para ver más a sus hijos. Entonces la compañía fichó a Dev Ittycheria como CEO, que lideró hasta esta salida a bolsa tan exitosa. Al final del día, Ittycheria había ganado un 6%, con un patrimonio en la compañía de nada menos que 88 mill $.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *