El Corte Inglés prioriza rebajar el endeudamiento

El Corte Inglés, con los recientes cambios en su directiva, retoma su plan de desinversión inmobiliaria con el traspaso del 40% de la sociedad Iberiafon, propietaria del skyscrapper madrileño Torre Serrano, al grupo patrimonalista Infinorsa. Esta firma, a su vez, participada por varios fondos europeos y que ya contaba con el otro 60% del capital, es dueña además de otros edificios insignes de la ciudad como Torre Europa, ubicada frente al Santiago Bernabéu en plena Castellana.

Según el propio El Corte Inglés, la operación se ha cerrado por 50 mill. €, lo que supone valorar el 100% del inmueble en un total de 125 mill €.

Este edificio era una de las grandes inversiones inmobiliarias que tenía en su haber, tras protagonizar hace un año una de las renovaciones de oficinas más profundas de la ciudad. El inmueble se posicionó tras esta actuación con las rentas más elevadas de Madrid, llegando a crecer entre un 30 y un 40%, hasta alcanzar los 37 euros por metro cuadrado al mes en algunos de sus contratos. Además, la reforma recibió el premio Asprima-Sima 2016 al mejor proyecto inmobiliario de rehabilitación integral de edificios.

Algunos de los inquilinos que comentamos son el grupo Masaveu, las firmas GVC Gaesco o Beka Finance, entre otros. Situado en el número 47 de una de las arterias comerciales más caras de Madrid, junto al centro comercial de El Corte Inglés de Serrano, la torre dispone de 13 plantas con una superficie total de 20.000 metros cuadrados, incluyendo un parking de 5.700 metros cuadrados. La mitad del espacio está destinado a uso de oficinas y los restantes 4.300 m2 a zona comercial, donde seguirá operando en régimen de alquiler la empresa que preside Dimas Gimeno.

Además de este importante cambio, hay otras actuaciones en desinvesión como son los bajos comerciales en la zona empresarial de Azca, donde también se ha quedado como inquilino. También se han desprendido de un centro Bricor, una sucursal de la agencia de viajes y un hospital veterinario. Los locales se vendieron a Monthisa por 150 mill €.

En Barcelona, en plena Plaza Catalunya, también se desprendió en febrero de un inmueble por unos 17 mill. €, y mantiene a la venta diversos activos inmobiliarios logísticos en 37 plataformas y suelos industriales repartidos por todo el territorio español. Esta cartera podría estar valorada entre los 200 y 300 mill €, y por la que se ha interesado el fondo Blackstone. Además de las recientes ventas, en 2013 el grupo se desprendió de un inmueble en el número 9 de la madrileña calle de Preciados, junto a la Puerta del Sol. Asimismo, unos meses antes, El Corte Inglés vendió el edificio situado en la esquina de Plaza de Catalunya con La Rambla, en Barcelona, por 100 millones de euros al fondo internacional Iba Capital Partners.

El Corte Inglés se quiere desprender poco a poco de otros activos inmobiliarios. La empresa insiste en que no se van a desprender de grandes centros comerciales, aunque si son traspasables otros inmuebles que no sean estratégicos para el negocio.

Patrimonio inmobliario de 15.850 millones

Con el objetivo de llevar a cabo una refinanciación de su deuda, El Corte Inglés encargó en 2014 una valoración independiente a Tinsa, una de las principales empresas de tasaciones españolas, que evaluó el 80% de sus inmuebles, sobre todo los locales ubicados en las calles más comerciales de España, en 15.850 millones de euros a precios de mercado. La compañía ha traspasado ya algunos de estos inmuebles, pero mantiene el grueso del negocio.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *