laboratorio

Primer embrión artificial

El paradigma de los mecanismos de formación de la vida, está próximo de aclarar  el por qué suceden los abortos naturales en el estadio inicial del embarazo. Un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge, dirigido por la profesora Margarita Zernicka-Goezt ha llevado a cabo este estudio.

El ensayo consistió en usar dos tipos de células madre: embrionarias y trofoblásticas extraembrionarias de mamíferos inferiores. El primer grupo de células tienen la capacidad de desarrollar los tejidos embrionarios a partir de los cuales se van a formar los tejidos y órganos de un individuo. El segundo tipo de células es la encargada de dar origen a la placenta. Además, para llevar a cabo ésta conexión entre ambas, es necesario un soporte tridimensional que haga de andamio.

El resultado es un embrión sintético, con una similitud mayor al 90% respecto al prototipo de desarrollo natural de embriones del mismo tipo. Tal hallazgo permite conocer los mecanismos iniciales del desarrollo de un embrión, y por ende entender el por qué a menudo puede fallar.

Trás lograr estos resultados, la cuestión es la posibilidad de que dicha asociación de células pueda dar lugar a un individuo completo. El mismo grupo de investigadores aseguran que es inviable la formación de un organismo completo apartir de esta técnica. Para tal fin, es necesario un tercer grupo de células madres que produzca el saco vitelino. Este último de grupo de células madres son las totipotentes, tienen la característica de formar un ser completo. Es decir, pueden formar todos los tipos de tejidos: embrionario, placenta y saco vitelino, entre otros.

La siguiente fase de este estudio, es dar el salto de embriones de ratón a embriones humanos. Hoy por hoy, es poco probable que ocurra, las leyes sólo permiten hacer estudios hasta los 14 días posteriores a la fertilización. Traspasar este límite hace replantearse las cuestiones bioéticas de que la ciencia vaya más allá.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *