evolución

Genes del cerebro humano en monos

China se posiciona a la cabeza de las investigaciones científicas con controvertidos experimentos. Terminamos 2018 con la noticia de bebes modificados genéticamente, con la técnica del corta y pega, CRISPR. Recientemente han vuelto a revolucionar el panorama científico. Su última hazaña ha sido implantar genes del cerebro humano en monos.

Su objetivo es disminuir la separación evolutiva entre humanos y el resto de primates. Los científicos han producido diversos monos transgénicos con reproducciones adjuntas de un gen del cerebro humano. Dicho gen tiene una función relevante en el desarrollo de la inteligencia humana.

Los monos modificados genéticamente, con la herramienta de edición de genes CRISPR, consiguieron mejores resultados en demostraciones de memoria.

La técnica del estudio radicó en exponer embriones de mono a un virus que llevaba el gen humano de la microcefalia, MCPH1, el cual tiene relevancia en el tamaño del cerebro. De tal modo, que crearon once monos, de los cuales sólo cinco consiguieron subsistir.

El resultado deseado era obtener monos con una mayor inteligencia y un tamaño cerebral más grande. Midieron los resultados mediante pruebas de resonancia magnética, así como la realización de varias pruebas de memoria.

El tamaño del cerebro fue menor al esperado. En cambio las pruebas de memoria con colores y bloques a corto plazo, si fueron notorias. Asimismo, el desarrollo de los cerebros tardó un tiempo similar al de los humanos.

¿El planeta de los simios llevado a la vida real?

Este experimento real, nos acerca a la ficción. Crear una especie de monos que evolucionen del mismo modo que los hicieron los humanos. Pero la realidad, no hay tal proximidad evolutiva. Humanos y simios compartieron por última vez un ancestro común hace 25 millones de años. Aunque se comparta el 99% del código genético, existen millones de diferencias, y el hecho de implantar genes humanos en su cerebro no va hacerles seres racionales.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *