impresión 3D

Impresión 3D para producir órganos humanos

Muchos son los avances tecnológicos que nos rodean y mejoran nuestro bienestar. En los últimos años han publicado muchas noticias sobre los múltiples usos de la impresión 3D. Esta tecnología emergente ha logrado crear desde juguetes hasta comida, todo ello mediante un ordenador y una impresora.

El empleo de esta herramienta beneficiará enormemente a la Medicina Regenerativa. Imprimir órganos humanos a la carta, implica tener una bioimpresora 3D. El material empleado, son células (procedentes del tejido graso) extraídas mediante biopsia del paciente en cuestión. Este tipo de material complica el proceso de obtención del órgano, al ser un material vivo.

La revista Advanced Science, ha publicado este lunes 15 de abril, que un grupo de científicos israelíes de la Universidad de Tel Aviv, han logrado crear un corazón de unos 3 cm, empleando esta técnica.

La tinta empleada para la obtención de dicho órgano, es una biotinta. La cual se obtiene mediante el procesamiento y la transformación del material procedente del propio paciente. Asimismo, las células utilizadas son reprogramadas a células madres, y más tarde diferenciadas a células cardíacas y células de vasos sanguíneos. El resultado es un órgano completo con sus vasos sanguíneos.

Órganos imprimidos en 3D: trasplantes del futuro

Sin duda alguna, esta herramienta será de gran utilidad para muchos enfermos con insuficiencia cardíaca en etapa terminal. El único tratamiento viable en estos casos es el trasplante de un corazón compatible. Actualmente el número de donantes de órganos es insuficiente para cubrir todas las demandas existentes.

Por esta razón, la impresión de órganos 3D, ofrece una gran ventaja. Al ser fabricados a partir del tejido del propio paciente, la probabilidad de rechazo es menor, por lo que no será necesario un tratamiento inmunosupresor preventivo para el trasplante. Además, la compatibilidad del órgano y del paciente, será prácticamente del 100% a todos los niveles biológicos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *