FLAM ALTERNATIVA AL PLASTICO

FLAM: alternativa al plástico

FLAM es un material creado por investigadores de la Universidad de Tecnología y Diseño de Singapur. Lo han presentado como una futura alternativa al plástico. El estudio, dirigido por el investigador español Javier Fernández, se basa en las características naturales de la celulosa y la quitina. Ambos materiales se encuentran de forma considerable en la Tierra.

La celulosa es un biopolímero presente en fibras vegetales del algodón y de la madera. En cambio, la quitina es un carbohidrato que forma parte del exoesqueleto de artrópodos y crustáceos. El material creado posee unas propiedades superiores a las del plástico. Además, FLAM es un compuesto 100% biodegradable e inocuo para el medio ambiente.

Según Formnext (congreso de impresión 3D más trascendental del continente europeo) es la iniciativa más innovadora del 2018.

Una de las peculiaridades del FLAM es su elevada capacidad para reproducir cualquier tipo de objeto y con un bajo costo económico. Se ha logrado imprimir la pala de una turbina por medio de un brazo robotizado que hacía las funciones de una impresora.

Antecesor del FLAM

Anteriormente a este estudio, Fernández había buscado otra alternativa al plástico.

Fue en la Universidad de Harvard, donde ideó y creó un material compuesto por quitina y proteínas de seda provenientes de insectos. Esta replica de la cubierta de los insectos la denominó shrilk. Se trataba de un compuesto de mayor resistencia que el plástico. Pero el coste de su fabricación era muy elevado, lo cual acotaba la posibilidad de reproducirlo de forma masiva.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *