malaria

Malaria, reducir su transmisión pronto será posible

La malaria o paludismo es una de las enfermedades que causa mayores tasas de mortalidad en zonas endémicas de África. Es causada principalmente, por especies de Plasmodium. Éste parásito, se transmite por la picadura de mosquitos hembra del género Anapholes, cuando chupan sangre.

Con el objetivo de atajar el contagio de malaria, investigadores de la Universidad de Maryland (EE.UU.) y el Instituto de Investigación de Ciencias de la Salud de Burkina Faso (África), han llevado a cabo un estudio conjunto. Donde el hongo Metarhizium pingshaense, el cual contagia al mosquito, ha sido modificado genéticamente, para transmitir de forma natural a los mosquitos una toxina.

La toxina utilizada, procede de una araña venenosa autóctona de Australia. Los científicos, han introducido la parte del genoma de la araña, que transcribe la producción de la toxina, en el material genético del hongo. El objetivo es lograr que el hongo produzca la toxina dentro del organismo del mosquito, una vez lo haya infectado.

¿Cómo comprobar si el método es efectivo?

Los resultados en el laboratorio, indicaron  una tasa de mortandad más rápida. La siguiente fase del estudio, fue comprobar los mismos resultados en condiciones reales. Para este fin, se construyó un poblado artificial en Burkina Faso. El escenario del ensayo contaba con chozas, fuentes de agua y víveres para los mosquitos, todo ello tapado por una malla con el propósito de que los mosquitos no se dispersaran.

Las esporas del hongo se embebieron en aceite de ajonjolí, y se expusieron a los mosquitos sobre un tejido de algodón. El resultado del experimento fue la supervivencia de 13 mosquitos, sobre una población inicial de 1500, expuestos a la toxina durante 45 días.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *