colibrí

Desarrollan un robot colibrí ideal para búsqueda y rescate

Y es que este pequeño ave, tiene la peculiaridad, además de volar como el resto de las aves, de flotar de manera estática, al igual que los insectos. Pero lo novedoso es, que gracias a su pequeño tamaño puede adentrarse en lugares donde los drones no pueden acceder.

El departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad Purdue, en Indiana (EE.UU.), llevaba tiempo buscando la manera de imitar el vuelo del colibrí. La finalidad era desarrollar un colibrí robotizado con la habilidad de examinar espacios reducidos y de difícil acceso, donde los drones no podían llegar.

Flappy, el primer colibrí robot

Este pequeño robot, ha sido creado gracias a técnicas de impresión en 3D. El resultado es un colibrí artificial de tamaño, peso y capacidad de vuelo bastante similar al ave real. Y con capacidad independiente del movimiento de sus alas, ya que cuentan con su propio motor cada una de ellas.

Aparte de imitar sus características anatómicas, también se hacía necesario recurrir a la IA para simular sus patrones de vuelo y comportamiento ante circunstancias reales. Para ello se recurrió al aprendizaje por refuerzo recreando su conducta dentro de un entorno virtual.

Pero la pretensión de este estudio, no es otro que el de aprovechar las particulares de su elevada destreza, para moverse en situaciones de espacios reducidos. Como son los edificios derrumbados tras catástrofes naturales, como los tornados o los terremotos.

Todas estas peculiaridades, hacen de este pequeño robot, un candidato notorio en situaciones de exploración y rescate. Dada la dificultad de acceso de los drones, debido a su mayor envergadura y peso.

Instrumento clave en otras operaciones

Otra ventaja de este colibrí artificial, es que su vuelo además de rápido y estático, es muy silencioso. Haciendo de él un instrumento muy útil para actividades de vigilancia e infiltración.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *