sangre

Desarrollan una innovadora técnica para producir sangre universal

Ante el desabastecimiento de sangre en los bancos sanguíneos, frente situaciones de escasez como catástrofes naturales, un grupo de investigadores están desarrollando una técnica para producir este biorrecurso.

El ensayo se fundó gracias a los datos aportados por la Cruz Roja. La institución dio la voz de alarma de la escasez existente, y la urgente necesidad de donaciones de cualquier tipo de sangre, sobre todo la 0.

Esta última es considera el tipo de sangre universal, pues se puede hacer transfusiones a cualquier tipo de paciente. Dada la gran versatilidad de este tipo sanguíneo, los científicos de la Universidad British Columbia, han informado de una iniciativa para aumentar notablemente el abastecimiento de los bancos sanguíneos para transfusiones.

El intestino es clave para crear sangre

A través de enzimas del intestino humano, se transformó sangre del tipo A y B en sangre del tipo 0. Anteriormente se habían identificado otras enzimas candidatas, que generaban un resultado similar. Pero las enzimas encontradas en el intestino humano, consiguieron hacerlo 30 veces más eficientemente.

Las células sanguíneas de tipo A y B, se caracterizan por estar recubiertas de antígenos. Estas carcasas son reconocidas por el sistema inmunológico. La grupo sanguíneo de tipo 0 carece de estas cubiertas, por lo que una persona con el grupo 0 al recibir sangre A, B o AB, su sistema inmune detecta los antígenos y termina destruyendo las células sanguíneas.

Sin embargo, si una persona con grupo sanguíneo A, B o AB, puede recibir sangre de tipo 0 de manera exitosa, ya que carece de antígenos y no hay riesgo de que se produzca rechazo.

Según la información aportada por la Cruz Roja, el grupo 0 es la primera que se termina en las reservas sanguíneas de los hospitales. Al ser la más común y solicitada, es la primera que se utiliza en situaciones de emergencia, donde el tiempo es determinante para salvar la vida de una persona.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *